Cabecera Web Coria-Caceres Logo sinodo Logo Diocesis Coria-Caceres
ACTIVIDADES
<< Julio 2019 >>
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031



Síguenos en:
Fano: Como catequistas digamos lo esencial de manera sencilla: Dios te ama y Cristo vive y tiene un plan de vida para ti

Francisco Javier Velasco Fano, conocido dibujante y licenciado en Psicología y Diplomado en Magisterio en la especialidad de Pedagogía Terapéutica, ha sido el encargado de dar la cuarta ponencia del XI Congreso Teológico Pastoral.

En un ambiente distendido en el Seminario diocesano, apoyándose en sus ilustraciones, Fano, ha explicado, en casi dos horas, cómo catequizar hoy.

“Como catequistas digamos lo esencial de manera sencilla: Dios te ama y Cristo vive y tiene un plan de vida para ti”, expresó.

Además, Patxi Fano ha ilustrado el último libro del obispo de Coria-Cáceres, “¿Quién no ha pintado un corazón?”,  sobre la espiritualidad del Sagrado Corazón de Cristo, en el año del centenario de la consagración de España al Sagrado Corazón de Jesús (1919-2019).

Para este laico, la esencia del Evangelio es el amor, “el amor de alguien que se llama Jesucristo”.

Dios te ama y Jesús te salva. Jesucristo es urgente para el mundo. Hay mucha gente que no tiene un para qué vivir. Jesucristo me salva la vida, me llena la vida de color, dijo Fano.

 PUEDES VER SU PONENCIA, GRACIAS A TUSEMANASANTA.COM AQUÍ: https://www.youtube.com/watch?v=fEnHGt6fphU

A CONTINUACIÓN UN RESUMEN DE SU PONENCIA:

Que el señor ponga palabras en mi boca y el espíritu sople. Que un laico hable de Dios es difícil.

“La esencia del evangelio es el amor, el amor de alguien que se llama Jesucristo” 

Os voy a hacer un kerigma, un primer anuncio, esta es la charla, el capítulo 4 de la Crhistus Vivit (exhortación del papa Francisco) dice así: Dios os ama (estoy flipándolo con solo de decirlo). 

Imaginaos yendo al colegio, Dios os quería cuando ibais al colegio, jugando con los amigos. Dios está en todo. No sois casualidad, sois criaturas creadas por amor y vuestra vida tiene un qué y un para qué. Dios ama con un amor infinito. Dios además nos manda a su hijo para salvarnos. No es un comentario de texto o un hecho histórico, vive hoy y está sobre nosotros. Estoy flipando, quien anuncia el Evangelio recibe el Evangelio, eso es ser catequistas. Dios vive hoy y me acompaña.

Os voy a explicar la Trinidad, cuando acabe me tenéis que decir que no la habéis entendido, porque si lo habéis entendido…

A Dios nadie lo ha visto jamás. Tenéis que imaginar lo siguiente: Dios está más allá de cualquier telescopio. Imaginad una galaxia, una supernova, Saturno…Dios está en cada una de las constelaciones las conocidas y las no conocidas. Dios está en todo. Pero también está más allá del microscopio. Imaginad el ADN, las mitocondrias… Dios es infinito, es inabarcable, es omnipresente, omnipotente….

Pensamos que Dios es un OVNI-potente, pero Dios no es un fenómeno para normal. Es fenomenal para gente normal. Dios viene al supermercado conmigo, tiende conmigo la ropa. En lo ordinario está lo extraordinario, es el Dios de Jesús de Nazaret, un Dios que habita y vive conmigo.

Imaginaos inmensidad de pétalos de rosas y las comprimimos… Y el verbo de Dios se hizo carne. Imaginaos que lo metemos en un tarro la esencia de Dios. En un niño. Es Jesucristo, que contiene a Dios, huele a Dios y es Dios mismo.

Nuestro tarro de esencias es la “Pasión de Cristo Dios”, que el viernes santo se parte, derrama sangre y agua y hace que el Espíritu y la Iglesia nazca y vivamos en el perfume del Espíritu Santo, que es fragancia de Dios.

El padre de la fe es Abrahám, pero cada uno de vosotros es más que Abrahám y Moises porque habéis conocido a Jesucristo y por el Espíritu Santo. Ya no hay distancia entre Dios y los hombres, vivimos en el mejor momento de la Historia de Salvación. ¿Habéis entendido la Trinidad? ¿No? Vale.

La señal de la cruz la explico a unos gitanillos de la Costa del Sol así: Cuando dices en el nombre del padre te tocas la cabeza, que sirve para pensar y para conocer. Cuando decimos hijo, nos tocamos la barriga, de donde vienen los hijos, un hijo que es camino, verdad y vida. Ahora viene lo difícil si tiramos para la izquierda o la derecha. Pues buscamos el corazón, para el Espíritu Santo. 

El prólogo del libro del Sagrado Corazón dice, que si quitamos del mar el fondo y la orilla, es un mar infinito, como el amor de Dios, por el que nos hace navegar Jesucristo.

Es importante que no te equivoques, Dios es amor. La palabra vocación es llamada. Equivocarse también tiene esta declinación. No nos equivoquemos de amor. La Vida es la Vida, no pasarlo de lujo. La vida con dificultades, enfermedades. No te equivoques porque se llame igual. Si bajasa lo profundo allí estoy yo, si te ahogas allí estoy yo, dice el Señor, si miras a las estrellas, allí estoy yo. Pero no busque tan lejos, estoy dentro de ti. 

Cuando Jesús dice cómo es Dios, cuenta la parábola del hijo pródigo. Un padre con dos hijos, que les da un regalo, la libertad. No amamos al señor por instinto, sino por opción. Somos libres, y el que no es libre no puede amar.

Mi hija me dice que venda la casa y le de su parte para “fumarmelo con mis amigos” y yo le diría que “por aquí”. Sin embargo Dios, le daría la parte de herencia. Y qué hace el padre, esperando a que vuelva la niña, y en cuanto ve que viene, que vuelve por el interés, como lo sabe el padre. Pero mi padre Dios me espera, me busca, sale corriendo y se le conmueven las entrañas, le llena de besos y le da el anillo y le da un banquete. Ese el Dios que a mí me ama.

 Qué es catequizar, decirle al otro Dios te ama. No el de la discoteca, sino el del amor profundo hasta dar la vida, que le monta una fiesta.

 Le dice “hijo mío, tú siempre estás conmigo y todo lo mío es tuyo”. 

 

CRISTO TE SALVA

Segunda parte, Cristo te salva, ese Dios se hace hombre. Pero ¿qué quiere decir ser hombre, ser humano? No es lo mismo ser cera que una vela, no es lo mismo ser un cacho carne que un ser humano. Tenemos alma, que da la intentad a lo que tú eres.

Algunos te tratan como un “cacho carne”, modelo tu cuerpo o llena tus bolsillos, pero lo primero somos hijos de Dios, esa es nuestra dignidad. Un catequista tiene que decir que tenemos alma, que tu vida tiene un sentido, un para qué.

El mundo está sediento de alma, quiere encender su vela con el fútbol, con la tecnología, con el fin de semana. Gente que vive para el mes de agosto, que vive solo un mes. Eso son desgraciados. Jesucristo es el único que da una luz que no se apaga nunca y esa luz la quiero. Es una luz que se enciende y no se consume.

Dice la canción, tres cosas hay en la vida, salud dinero y amor, pues yo os digo que sin dinero, sin salud se puede vivir con luz en el Señor y sin amor nunca vamos a vivir porque tenemos a nuestro Dios.

La vida se escribe con uve, Jesús es el Dios de la vida. Si dices si crees no vas a tener enfermedad, te va a tocar la lotería…no es verdad. Jesús es la luz que no se apaga nunca, nace y muere en la cruz, perdió amigos.

En su vida pública lo que más repite Jesús es “no temáis” porque el mundo es gris. Su vida es parecida a la de Siria, difícil. Qué es lo que mas dice cuando resucita es “paz”.

Dios te ama y Jesús te salva. Jesucristo es urgente para el mundo. Hay mucha gente que no tiene un para qué vivir. Jesucristo me salva la vida, me llena la vida de color. Puedes vivir en la tristeza y pasar a la alegría. Jesucristo es el que me da la luz. Disfrutemos al romper el velo de templo.

Cuando Jesús nos enseña a decir Padre Nuestro se rompe el velo del templo y ya no hay distancia entre Dios y los hombres. Se lo dijo a la Samaritana.

El otro día supe qué significaba “redimir”: volver a comprar. Antiguamente te llevaban al norte de África y te hacían esclavo y entonces venían las órdenes redentoristas y te volvían a comprar. Jesucristo nos vuelve a comprar y me libera con su sangre. Dios me ama y salva porque me da sentido.

La palabra de Dios no es un comentario de texto, está viva. Te dice que Jesús te acompaña, te invita a servir. Jesucristo vive en su palabra, Dios me busca, me espera, me quiere. Hemos llegado a la plenitud, que está en la Eucaristía, presencia continua de Jesús. Está en el pobre, son sacramentales, presencia de Cristo. Está en la Iglesia, como cuerpo de Cristo. Él vive también dentro de mí. 

Os voy a contar la Biblia, una historia de amor entre Dios y los hombres, creados en un paraíso. Se separan y Dios manda a los profetas porque le quiere libre. Y manda a su hijo Jesucristo, ahí se juntaron. Jesucristo nos salvó, nos salva y nos salvará. En inglés se llama presente continuo, Jesús nos está “salvanding”.

Si vivo en Jesucristo que me salva hoy, yo vivo en el Evangelio. Mi vida será una vida elevada. Hay que vivir en el presente continuo del amor. Adoremos a Jesús eucaristía y palabra, Jesús no es para los dibujos y la guitarra, es para la vida.

¿Para qué ser? Ser bienaventurados y vive las obras de misericordia. Estamos como iglesia remando juntos. Yo estoy llamado a ser un laico comprometido, unido a la iglesia y solo de Jesús, queriendo ser santo, con timón, la eucaristía y la palabra de Dios.

“Como catequistas digamos lo esencial de manera sencilla: Dios te ama y Cristo vive y tiene un plan de vida para ti”

No se puede ir nadie de un colegio religioso, de una catequesis, sin saber que él es príncipe para Dios. 

Estoy llamado a ser feliz, y ser feliz es ser bienaventurado. Y si yo catequizo siendo un martillo pilón o apretando tuercas… hay que ser como una regadera. Bienaventurados los que no tienen su vida llena de móviles. Felices si nuestra vida regadera está vacía. Bienaventurados los pobres, que se saben limitados, los que tienen hambre de Jesús. Bienaventurados los limpios de corazón, que hacen un hueco para que el Señor le habite, el que limpia, se confiesa y pide perdón. Bienaventurados los que siendo regaderas tienen ojos y se conmueven y tienen hambre y sed de justicia, y creen que todos pueden florecer. Yo solo soy instrumento, como una regadera. No un riego por goteo. Dios hace llover sobre justos e injustos. Riega al cardo y al nenúfar. Feliz si contemplo el jardín seco y me conmueve. Bienaventurados los misericordiosos. Si trabajo por la paz. Bienaventurados si os persiguen, si os dicen estáis como una regadera. Su secreto es que tiene una base, Jesucristo, porque si no el agua se cae.

San Francisco iba paseando y vio una regadera y decía vivir en paz y bien. San Ignacio, amad y servid. San Benito, ora et labora. El Papa Francisco, discípulos misioneros. Os recomiendo que estéis como una regadera.

¿Qué es ser cristiano? La llamada es a ser santo. El truco para ser santo me lo enseñó la virgen María. Tú manejas tu vida y vas en tu carro y escuchas las cosas de Dios, en la parroquia, te pasas de vez en cuando. Pero un día necesitas más y das un paso a la santidad, paras en la parroquia y le dices a Jesús: súbete. Y se viene a mi colegio, y Dios me acompaña. Si queréis ser más santos, dale las riendas de tu vida a Jesús. La palabra de santidad es “HÁGASE”, vivo sin vivir en mí. La virgen María dijo SÍ.

Escrita el día: 15-06-2019 por Medios de comunicación

SIGUIENTES NOTICIAS
José Castro: La iglesia puede dar una respuesta que ni las administración pública puede dar en el medio rural el día 15-06-2019
Padre Ángel: prefiero mil veces una iglesia accidentada a una iglesia enferma por encerrarse en sí misma el día 15-06-2019
Mesa Redonda en el congreso: Las mujeres dan un paso hacia adelante y dan su testimonio de fe en LA Iglesia, en femenino el día 17-06-2019
La parroquia de San Mateo de Cáceres peregrina a la Cruz Bendita de Casar de Palomero el día 18-06-2019
I Torneo de Baloncesto Cristo de los Estudiantes el día 21-06-2019
Delegación de Medios de Comunicación Social | Aviso Legal y Política Privacidad | LGPD
Casa de la Iglesia. C/ General Ezponda, 14; 10003 Cáceres. Tlf. (+34) 927 62 73 38
Obispado de Coria-Cáceres. Pza. de Santa María, 1; 10003 Cáceres. Tlf. (+34) 927 24 52 50